Archivos de la categoría Nada Yoga

Artículos sobre Yoga del sonido

EL INCREÍBLE REFINAMIENTO DE LA PERCEPCIÓN AUDITIVA

Viernes, 30 de Junio, 2017

BANGALORE MIRROR| AHMEDABAD MIRROR| PUNE MIRROR

Por Sumana Ramanan, Mumbai Mirror

La vida del gran cantante dhrupad Zia Fariduddin Dagar revela el poder del sonido sobre  los sentidos.
En una oportunidad, durante los años ´80, Yvan Trunzler, uno de los alumnos de Zia Fariduddin Dagar, llevó a su admirado guru a un estudio de grabación, ubicado en una ciudad al sur de Francia. Trunzler presentó  al gran cantante de dhrupad  a los  ingenieros del estudio, describiéndolo con orgullo, como un hombre con una profunda comprensión del sonido y una inmensa capacidad de concentración, adquirida a través de años de meditación y práctica de yoga.

Estos conceptos no impresionaron a los ingenieros, quienes desafiaron a Dagar. Comentaron que habían grabado un sonido inusual y querían que el cantante  intentara responder de qué se trataba. Luego de unos diez segundos de atenta escucha a la grabación, Dagar respondió

“Es el sonido de la tierra girando”

Dagar no se había referido a esto metafóricamente. Se sonrió cuando los ingenieros  comentaron que la grabación correspondía a sonidos capturados por micrófonos colocados 6 km. bajo tierra.  “Dónde ha escuchado esto antes?” preguntaron sorprendidos.

La extraordinaria percepción del sonido de Dagar no debería ser motivo de sorpresa para quienes hubieran escuchado a maestros del dhrupad y él, indudablemente, era uno de ellos.

Después de todo, y más que cualquier otro género de música Indostánica, el dhrupad, la forma ancestral, ha pulido y perfeccionado el arte de la producción del sonido.

Aún considerando los rigurosos patrones del dhrupad, la intuición de Dagar  hacia el sonido era excepcional,  comenta el ejecutante de rudra vina Bahauddin Dagar, de 47 años,  su sobrino, quien nos contó esta historia la semana pasada, con anterioridad al festival de 2 días, en la ciudad que honrará a su tío en el 85 aniversario de su nacimiento (favor leer más , a continuación).

De niño, Fariduddin Dagar experimentaba constantemente con los efectos del sonido, comenta Bahuddin Dagar, sentado en el amplio gurukul cerca de Panvel, fundado en 1982 por su padre, el gran ejecutante de rudra vina, Zia Mohiuddin Dagar, quien falleció en 1990 con 61 años.  Fue en el gurukul,  que su tío, 3 años menor, pasó sus últimos diez años antes de su fallecimiento en 2013 (a los 81 años).
A pesar de que ambos músicos llevaron vidas  itinerantes, con largos períodos de tiempo fuera del país, el mayor de los Dagar se estableció en Mumbai y su departamento en Chembur fue un lugar donde compartir música, buena comida y momentos de gran cordialidad.  Se había mudado a la ciudad a comienzos de los años ’50, desde Udaipur, donde su padre Ziauddin Khan era músico de la corte. Sólo encontró algo de seguridad pasado algunos años de su lucha inicial.

Durante ese tiempo, Fariduddin Dagar visitó regularmente a su hermano mayor de Udaipur, mudándose finalmente con él en 1967. En la década del 70, se trasladó a Austria con el objetivo de dedicarse a la enseñanza allí y,  en 1983 llega a Bhopal, a la Bharat Bhavan, un centro de arte creado en 1982 por el gobierno del estado, y supervisado por la dinámica Ashok Vajpeyi.  Dagar permaneció casi dos decadas allí antes de su retorno a Mumbai en 2002. En la ciudad, los dos hermanos eran conocidos por los amantes de la música como  Bade Ustad y Chhote Ustad.

A contrario del sereno Bade Ustad, su tío era como un niño travieso, que vagaba por los bosques en los alrededores de Udaipur, cuenta el ejecutante de rudra vina. Durante estas expediciones él bajaba por las paredes de pozos abandonados con grupo de amigos pícaros y  avezados a su alrededor, que lo protegían de animales salvajes. Éste era el lugar para comenzar a cantar  y comprender mejor el efecto del eco y la mejor manera de colocar la voz en el espacio que lo produce.

Siguiendo el relato de Dagar,  su padre y su tío, cada uno una institución en sí mismo , dejaron un gran legado en él. Creemos entender  cuán delicada es la sensibilidad subyacente que se traslada de generación en generación. Dos situaciones que recuerda  Bahauddin Dagar muestran como la hiper refinada sensibilidad auditiva de Chhote Ustad se reflejaba

en el sentido de la vista y el olfato.

En Mumbai, una vez ,se encontró con un hombre natural de una ciudad en  Uttar Pradesh,  que había visitado años atrás. Cuando supo que el hombre volvería a la ciudad por un corto período, le pidió un favor. “En su ciudad, se elabora un perfume a partir de la fragancia que emana de la tierra  luego de las primeras lluvias que anteceden a los monzones” le dijo, según recuerda su sobrino. “Podría traerme algo para me?”

En otro momento, él llevó a su sobrino a dar un paseo por la calles de Salzburgo en Austria, durante un festival sobre  la música de Mozart. De repente, levantó su vista hacia un edificio y señaló un balcón  Estas flores , le dijo a su sobrino, no son de esta zona , crecen a 15 km.,   dentro de la Selva Negra. Sin mayor dilación, llamó al hombre que se encontraba en el balcón, y en un inglés rudimentario, éste le  pudo confirmar que verdaderamente estaba en lo cierto.

Pasamos de los recuerdos a una realidad indiscutible, la música de Fariduddin Dagar  habla por sí misma, tiene su propia voz.

Homenaje a la memoria de Chhote Ustad

PRESENTADO POR: SwarYatra

DONDE: Ravindra Natya Mandir mini-auditorio

CUANDO: Junio 10, 5 pm
Abhijeet Sukhdane, dhrupad vocal Mrinal Upadhyay, solo de pakhawaj  Mohi Bahauddin Dagar, rudra vina

June 11, 8 am
Bhushan Koshti, surbahar Kedar Bodas, khayal vocal
Traducción Libre del artículo original por MZ traducciones.  © 2017 – Todos los derechos reservados. Se permite su reproducción siempre citando la fuente.